0

Tener mala memoria también tiene sus ventajas

Hoy quería compartir otra reflexión que he tenido, esta vez es que: “todo tiene un lado positivo, incluso tener mala memoria“, aunque quizás Leonard Shelby (de Memento) no pensaría lo mismo xD.

memento
Los que me conocéis sabéis que soy una persona bastante activa, siempre estoy con nuevas ideas, proyectos, etc. y sabéis que siempre suelo decir que tengo mala memoria (lo cual es cierto). A veces pienso que es porque no ejercito mucho la memoria, aunque a veces pienso que se debe a mi “hiperactividad”.
Vete tú a saber por qué…. la cosa es que a veces “me da rabia” pensar que “soy así”, pero esta vez me he pasado a pensar y he dicho… bueno… tener mala memoria no siempre es malo. ¿Por qué?, en mi opinión porque:
  1. Me obliga a ser más estructurado, por ejemplo:
    • Cuando se trata de trabajo intento de documentar todos los procedimientos
    • Procedimientos o trabajo que luego comparto; por ejemplo en artículos de este blog como: Pacto de socios, Plantilla para crear un plan de analítica, etc.
    • Tiendo a usar bastantes herramientas de gestión de tareas que luego reutilizo en mi trabajo.
  2. Además me obligo a escribir más sobre lo que he hecho para no olvidarlo
    1. Sin ir más lejos, mis posts de resumen de vida que además me sirven para mantener a mis amig@s al día de cómo estoy.
    2. Y a compartir artículos como este, que son razonamientos que quiero interiorizar (y escribirlo ayuda).
  3. Y por último también ayuda a que se te olviden antes los problemas o a quitarles importancia a muchos de ellos.
En definitiva, si alguien alguna vez os critica por tener mala memoria, a lo mejor ya podéis contra argumentar que … tener mala memoria también tiene sus ventajas, ¿qué me decís?.
Por cierto, este razonamiento también se aplica a “tener atención dispersa“, ¿alguien se atreve a justificar lo bueno que tiene esto? ^_^


 

 

Raul Jimenez Ortega

La vida es demasiado corta para productos que nadie quiere Lean Evangelist & Product Manager